Como es arriba, es abajo. Como es abajo, es arriba.

Como es arriba, es abajo. Como es abajo, es arriba.

Existe una tendencia generalizada a pensar que todas las cosas que suceden en el plano material de la tierra son exclusivas de esta dimensión o estado de materia. Lo cierto es que en el universo existe un orden y un equilibrio que se da en todas los planos y realidades de existencia.

Nuestro estado emocional determina nuestra vibración, frecuencia y resonancia. A través de esta frecuencia vibracional nos conectamos con personas y situaciones afines a ella. Esto no solo sucede aquí en la Tierra sino que también sucede en la 4ª y 5ª dimensión. Nuestro estado nos va a conectar con una clase de seres o entidades concretos.

El artículo continúa

X
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad