Mi mundo es un sueño

¿Y si los sueños fuesen la puerta de entrada a un universo muy grande que desconoces? ¿Y si a través del sueño puedes acceder a realidades conectadas con tu vida física en presente, pasado y futuro?

¿Sabes realmente el potencial que tienes mientras duermes?

El mundo de los sueños te permite acceder a tu subconsciente y liberar todo aquello que en la vida real te está atormentando. Mientras el cuerpo descansa durante la fase de sueño, el espíritu tiene total libertad para moverse libremente en el mundo etéreo del que proviene. A este mundo podemos acceder mientras dormímos.

En la vida física, la tercera dimensión, todo pasa por nuestros ojos y nuestra mente para poder ser entendido. Pero cuando dormimos, jugamos con las reglas de una realidad que no es menos real. A pesar de no poder observarla con los ojos físicos, podemos verla con los ojos del alma.

El espíritu entra en el mundo astral, en una 4a dimensión y desde ahi puede observar el Infinito de Posibilidades. Somos libres de ir al pasado, a revisar asignaturas o cuentas pendientes por saldar con algún familiar, amigo e incluso con nosotros mismos. También podemos ir al presente o ver posibilidades futuras que sucederán siguiendo la línea de sucesos o trayectoria que llevamos. Todo esto se da atendiendo a la conexión que nuestro espíritu tiene con nuestro cuerpo físico actual, pero además, existen otros cuerpos que no conocemos. Nuestra alma está dividida en numerosos pedacitos, esparcidos en multitud de dimensiones o planos que desconocemos. No somos conscientes de nada de esto, pero nuestro Ser superior es sabio y sabe reconocer un fractal o pedacito nuestro en donde esté. Así, nos vemos en sueños, realizando actividades inusuales, con personas que no hemos visto nunca en nuestra vida en 3a dimensión y con las que guardamos una relación de procedencia, afinidad o hermandad.

Luego nos despertamos y pensamos que sólo ha sido un sueño, lo pormenorizamos y en unas horas todo cae en el olvido, pues seguimos sumergidos en nuestra vida física, despiertos y pensando que lo que vemos es lo único que hay de real en el mundo.

Nada de lo que sucede en nuestros sueños se da al azar ni está desconectado de nuestra vida. Los sueños viven en la 4a dimensión y ahí existen. Algunos se cumplen, es decir, se materializan. Para que algo suceda en nuestra vida física, antes ha existido en la 4a dimensión, el mundo astral o mundo de los sueños. Todo lo que sucede en la 3a también lo hace en la 4a pero esto no funciona a la inversa. En algunos sueños vemos a familiares o antepasados fallecidos que ya no viven entre nosotros en el mundo físico, pues emprendieron el camino del espíritu y en nuestros sueños nos reencontramos con ellos. En otros sueños podemos subir o bajar la dimensión o plano visitado, en función del aprendizaje que nos predispongamos a hacer. Podemos ser asistidos en los sueños por seres de luz que nos transmiten con gran sabiduría conocimientos que aplicamos después una vez despiertos, o podemos visitar lugares más densos, de vibración más baja, en la que otros seres o entidades nos solicitan nuestra ayuda. De cualquier manera, la fase del sueño es la entrada a este inimaginable mundo de realidad dormida. Los viajes astrales, los sueños lúcidos o los sueños simbólicos, cualquiera de ellos nos vale para enseñarnos lecciones muy valiosas que después aplicaremos con mayor o menor pericia a la vida que consideramos real.

Nuestro espíritu inmaterial vive una experiencia en el mundo material, desempeñando un papel como si de una compañía de teatro se tratase. Y es así como a través de los sueños que vamos acumulando aprendizajes y descubriendo que somos mucho más que un cuerpo, que nuestra vida es eterna y etérea, que nuestra misión en la vida física trasciende el tiempo y el espacio. Así es como poco a poco recordamos el camino a casa, el lugar al que pertenecemos y al que tarde o temprano volveremos con las lecciones aprendidas interiorizadas e integradas en lo mas profundo de nuestro Ser. Así es como poco a poco vamos recodando nuestra esencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s