Nada es casualidad

Nada es casualidad

Tras las fiestas, las reuniones familiares y celebraciones vuelve todo a la “normalidad”.

La rutina, la costumbre se convierte en la única manera conocida de vivir nuestra vida.

Y es que ahí es donde se encuentra nuestra zona de confort, en lo que sabemos, lo que conocemos y a lo que estamos acostumbrados.

¿Qué pasa después de cumpleaños, aniversarios, fiestas señaladas…?
El artículo continúa

X
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad