Pon límites

No, no estás loca, no vas en contra de todo el mundo, no se te ha ido la pinza de repente, no eres mala, nada de eso … simplemente has madurado, has crecido y has decidido poner límites a situaciones en las que antes no los ponías.

Porque si antes permitías que una persona te tratase de una determinada manera y ya te cansaste de ello, debes hacérselo saber.

Porque permitir insultos, malas caras, faltas de respeto, chantaje o manipulación, hacer lo que el otro quiere en contra de tu voluntad… no es tragar o aguantar para ser una mejor hija, hermana o amiga, eso en realidad es no respetarse a uno mismo.

Si permitimos esta violencia contra nosotros mismos, estamos dando al exterior la información sobre cómo queremos ser tratados. El exterior seguirá tratándonos así porque se lo permitimos, hasta que digamos ¡basta!

Ponemos límites, decidimos que ya basta de no vivir la vida que queremos… y nuestro círculo, el que hasta ahora pertenecíamos, se nos vuelve “en contra”.

No debemos permitir tratarnos así a través del otro, los límites existen para encontrar tu espacio vital.

La libertad del otro termina donde empieza la tuya.

Si una amiga desaparece, en realidad no era una amiga. Si una pareja te menosprecia, no merece ser tu pareja. Si un hermano te traiciona, tú no eres el problema. 

En realidad, el problema lo tiene el círculo al que antes pertenecías, ya que sigue pensando que te puede seguir tratando como antes hacia, al no contemplar tu cambio de conciencia o tu grado de madurez.

No importa cuanto intenten hacerte ver que estás equivocada. No lo estás. Estás viviendo tu conexión contigo misma, tu nuevo yo, y todo es perfecto, acorde al nivel de conciencia que estás viviendo.

En el universo nada se deja al azar, nada funciona de manera aleatoria, todo forma parte de un entramado minuciosamente perfecto y organizado. 

Elige vivir plenamente, sin perderte en las piedras que el exterior te intente poner, pues esas situaciones vienen a demostrarte si ya sabes ponerles límites o si, por el contrario, los demás pueden seguir tratándote como les venga en gana.

Pon orden y coherencia en lo que ves, dices, haces y sientes.

Pon límites en tu vida a partir de ya, para respetarte, amarte y encontrar tu paz interior. 

Y dispón tu vida de forma que sólo puedas vivirla plenamente.

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s