No es un cumpleaños más

Este post va dedicado a una personita que vino al mundo hoy hace justo un año: mi preciosa bebé que hoy cumple un año.

Ese bebé nació para dar respuesta a unas situaciones que no podían ser resueltas sin su presencia.

Y es que no se trata de una fiesta de cumpleaños más, soplar las velas, recibir regalos…. esta celebración va más allá de todo eso.

No nacemos en un día cualquiera o elegido al azar.

El bebé forma parte de un plan que tiene todo totalmente controlado. 

El día, la hora, el mes, el año, el lugar, el clan familiar…. todo viene perfectamente elegido desde antes de nacer, en lo que se llama la “planificación prenatal” y esto sucede a nivel de alma.

No es necesario creer en “estas cosas” para que esto se dé. Sucede y punto, pero la capacidad de entenderlo depende del nivel de conciencia de cada persona.

Para las madres no es un cumpleaños más.

El día del aniversario de tu bebé se convierte en una montañana rusa de emociones: recuerdas cada momento del embarazo, las dudas, los miedos, el deseo de que todo este bien, que sea un bebé sano, que estés capacitada para todo el proceso, que sea un “horita corta”….

Recuerdo las primeras palabras que le dediqué a mi bebé cuando la colocaron sobre mí mientras aún estaba en la mesa del quirófano: ¡Hola! bienvenida al mundo. Soy tu mamá. Escucharla llorar, ver qué respiraba, que todo estaba bien, que los miedos por fin terminaban y romper a llorar con ella. Cada una con su propios motivos, pero juntas en el mismo camino por fin.

Para las madres, en cualquier caso, es una profunda y absoluta transformación de tu persona para SIEMPRE. Y de repente ya no entiendes tu vida sin ese ser, ya no sabes vivir sin él, lo echas de menos dentro de ti, te hace sentir algo que no consigues explicarte, pero te cambia.

El día del cumpleaños de tu bebé también es un reconocimiento a la madre por su labor, el proceso de gestación, de cambios, luchas internas.

Por su parte, el bebé renueva un año más su compromiso con la vida, un compromiso firmado antes incluso de que los propios padres nacieran.

Traer un niño al mundo es un acto de amor desinteresado.

Las aprendizajes que están por venir se adquieren para siempre a través de unos contratos sagrados.

Los lazos de amor que se crean, las lealtades invisibles entre los seres que formaron ese pacto sin saberlo… todo cobra sentido y de repente ya no puedes dejar de sentir amor.

Con tu nacimiento todo ha tomado otro sentido, otro rumbo.

En el día de tu cumpleaños, chiquitina, recuerdo todo lo que has sido y eres, deseo que sigas a nuestro lado por siempre, te bendigo y agradezco que hayas completado nuestra familia, pero sobre todo que me hayas completado como persona, como mujer y como mamá.

Gracias por haberme convertido en quién soy con tu presencia.

¡Feliz cumpleaños Yasmín!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close