El poder de un abrazo

El otro día uno de mis grandes maestros, mi hijo de 6 años, había tenido un enfado motivado por un despiste.

Al rato me dijo: – mami, me he dado cuenta de que después de enfadarme necesito un abrazo para calmarme –

¡Qué gran maestro eres, chiquitín!

Me llama la atención cómo encontró solito una solución para calmar sus emociones, cosa que los adultos necesitamos horas para ello, terapias, hobbies, etc para entender realmente que nos pasa.

Esto me animó a escribir este post.

¿Cuántas situaciones de la vida cotidiana que nos alteran enormemente podrían solucionarse, emocionalmente hablando, con sólo un abrazo?

Pensemos en una situación del pasado con un familiar o un amigo con quién ya no tengamos relación y reflexionemos, ¿un abrazo a tiempo hubiese solucionado el problema o al menos suavizado la tensión existente?

Cuando nos decidimos a abrazar a alguien  rendimos nuestro ego, aceptamos que la mente siga su camino sin hacernos daño a nosotros mismos y permitimos a nuestra emoción manifestarse de una manera natural.

En un abrazo aproximamos nuestro corazón al del otro, conectamos nuestros campos energéticos, nuestro 4 chakra se alinea con el de la otra persona y nos permitimos sentir al otro cerca. Esto nos ayuda también a  fortalecer nuestro autoestima, nuestra confianza y apego porque nos unen unos hilos invisibles con quienes abrazamos frecuentemente.

Un abrazo también despierta nuestro lado más tierno y paciente, nuestro sistema nervioso se relaja, nos permite expresar lo que sentimos sin necesidad de emplear palabras, por ese motivo la mente y el ego quedan fuera del proceso.

Cuanto más largo es el abrazo mayor cantidad de emoción liberada, así de sencillo y así de mágico. 

Una separación temporal, un fin de vida, un trabajo que se termina, ¿cuantos abrazos de nos quedaron pendientes y ya no podremos darlos ni recibirlos?

¿Cuántas situaciones hubiésemos podido arreglar con un abrazo a tiempo? Seguro que más de una y de dos.

Aprovecha cada ocasión que te dé la vida para solucionarla abrazando.

¡Qué mejor manera de canalizar nuestra emoción que compartirla con los nuestros en forma de abrazo!

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s